sábado, 1 de mayo de 2010

NO HAY DINERO PARA PAGAR SUELDOS




(DAROTI).-Mientras en Chimbote, todos están felices por la llegada de dinero fresco para cancelar a la Agremiación, sueldos atrasados y entregar premios a los jugadores galvistas, gracias a los nuevos mandamases del club porteño, César Álvarez Aguilar, presidente regional y Luis Arroyo, subgerente regional.
Por Huaraz, la situación del Sport Ancash, es cada vez más crítica. Ahora los jugadores decidieron no asistir a los entrenamientos por las deudas de dos meses que les tiene el club y por declaraciones del presidente José Mallqui, no hay forma de pagar los sueldos.
No hay que olvidar que todos los males que aquejan a los ancashinos, empezaron con la destrucción del Rosas Pampa y luego la demora en su construcción, que trajo como consecuencia que las recaudaciones por taquillas hayan resultado ínfimas ahondando más el problema económico.
En el caso de la minera Antamina, es difícil digerir su negativa a seguir colaborando con el club del pueblo, no como una exigencia, sino, como parte de su proyección social, entendiendo que con el fútbol, el movimiento económico beneficia a miles de familias que realizan diferentes ventas durante los días de fútbol.
La población de la zona sierra, aguarda con muchas esperanzas, que Antamina, revise el tema Sport Ancash y apelando a una mejor comprensión, decidan retornarle el respaldo que hoy más que nunca, es sumamente urgente, en caso contrario, el cuadro verde y dorado no podrá participar en el campeonato de la segunda división.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada