viernes, 26 de abril de 2013

CARTAGENA, BENAVIDES Y CARRILLO SON PURO CORAZÓN



Fuente: Dechalaca.
El jale de la semana en Segunda División ha sido el de Juan Carrillo Barbadillo al Sport Áncash.
El carismático "Drogba de los andes", jugador formado en las canteras de Sport Boys, pero identificado  con los colores verdes de la "amenaza verde", había sido transferido a inicios de año a UTC, club con el que incluso llegó a anotar un gol en la segunda fecha del actual descentralizado ante Inti Gas.
Ante la falta de continuidad en tienda cajamarquina, no lo pensó dos veces y aceptó la oferta para volver a Huaraz, y al parecer minimizó sus históricos entredichos con José Mallqui, por sueldos atrasados de temporadas anteriores.
Carrillo, es el tercer jugador que Sport Áncash incorpora sobre la marcha este año directamente de la disciplina de otro club.
Hace dos semanas ocurrió con Renzo Benavides, quien también rescindió con UTC a pesar de haber sido baluarte en la campaña del ascenso cajamarquino, hastiado de las críticas de la afición del "gavilán". 
Y como se sabe, poco antes había sucedido lo mismo con Víctor Cartagena, quien hizo la pretemporada con Deportivo Municipal y de un momento a otro decidió fichar por el cuadro ancashino y pegar el retorno a Huaraz, un año después de haber hecho el trayecto inverso.
Pero, el detalle en el que pocos han reparado es que Carrillo, Benavides y Cartagena, los tres hijos pródigos del Huascarán de estos días, fueron baluartes del momento histórico más importante de Sport Áncash, al conseguir el título de la Copa Perú 2004. 
Aquella tarde de diciembre en la que el cuadro verde se alzó con la "orejona" del fútbol macho en el Nacional de Lima, el "Drogba" y "ropita", conformaron la dupla de ataque del equipo, que entonces dirigía "tito" Chumpitaz, y Cartagena fue el defensa titular, en un sistema defensivo que completaban Nick Montalva y Paulo Ramos.
Es, pues, un golpe ante todo anímico importante el que suma Sport Ancash con estas reincorporaciones para su campaña 2013, está devolviendo a la casa a jugadores plenamente identificados con ella y que son ídolos de su afición.
Un acierto para afrontar mejor una Segunda, en la que buena parte de la competitividad parece pasar por la presión que cada equipo sepa ejercer en casa, y ciertamente el Rosas Pampa, se siente mucho más cercano a un plantel con Carrillo, Benavides y Cartagena.
¿Algún otro ex campeón 2004, tendrá espacio para pegar el regreso? 
Como siempre, el presidente Mallqui, tiene la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada