lunes, 12 de septiembre de 2016

CAYERON MÁS POR ERRORES PROPIOS

(DAROTI).- Qué se podía perder el partido, también estaba dentro del presupuesto ancashino, pues, se sabía del buen equipo que tienen los trujillanos, sin embargo, la media docena de goles, no estaba en los planes auriverdes.
Como locales, Manucci, apretó en todos los sectores de la cancha, además del buen juego que demostraron, mientras los nuestros estuvieron desafortunados.
No anduvieron bien en la marca por los extremos, en la mitad de la cancha, no se tuvo la presión deseada y arriba, era muy poco lo que podían hacer Chirinos y Calheira.
Los ancashinos brindaron todas las facilidades, dejando muchos espacios para que los trujillanos, se pudieran pasear, como Pedro en su casa.
Entonces, pasó, lo que tenía que suceder, los de Manucci, dominando la amplitud territorial y controlando con criterio el esférico, todo era cuestión de esperar.
Los goles llegaron, producto de jugadas elaboradas, como el primero de Diego Otoya, apenas a los cinco minutos de empezado el compromiso.
Para el segundo tanto, el portero Marco Rojas, salió mal y Fernando Oliveira, lo vacunó, corrían los 17 minutos y ya estaban con dos goles abajo.
El tercero, fue un remate violento de Relly Fernández, después de sobrepasar la marca por el lado izquierdo de los ancashinos, jugaban 37 minutos.
Para la etapa final, nada cambio, todo siguió siendo a favor de los locales y así a los cinco minutos, Relly Fernández, aprovecha un rebote del portero Rojas, para rematar sobre la marca de Cartagena y gritar el cuatro a cero.
Después, sobre los 15 minutos, con los ancashinos totalmente desordenados, vendría una pelota para Jhonny Obeso, totalmente libre por el sector izquierdo de los visitantes y sin apuros, disparó el quinto de la tarde.
Y para el desconsuelo verde y dorado, a los 44 minutos, un balón largo, sobra a Rojas, que no calcula el bote del balón y aparece Angelo Manucci, para el sexto matador.
Manucci, no fue un gran equipo, ganó por los errores y horrores, que se dieron a lo largo del cotejo, el portero en una tarde para el olvido, muy poco en la zona defensiva, nada en la primera línea de volantes, no aparecieron los generadores de fútbol y los atacantes fueron dominados por la zaga local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada