lunes, 27 de junio de 2016

LA ALEGRÍA NOS DURÓ MUY POCO

(DAROTI).- El partido fue de ida y vuelta, cada equipo exponiendo sus argumentos sobre el verde del Rosas Pampa y aprovechando sus ocasiones para anotar los seis goles, terminando igualados a tres por lado.
Lamentablemente para el espectáculo y el respeto por las reglas de juego y arbitraje, en el centro de la cancha estuvo un árbitro de nombre Fernando Legario, que tuvo una actuación deplorable, desastrosa, inclinando la cancha a favor de los visitantes, por la apretada que le dieron los jugadores porteños.
Sin embargo, no se puede desmerecer la labor de los rosados, liderados por Ryan Salazar, que, desde el medio campo puso el fútbol y los goles para su equipo.
Los ancashinos iniciaron el partido muy dormidos y lentitud, apenas unas corridas de Rengifo, que levantó los ánimos en las tribunas y sus compañeros, todavía metidos en el camerino.
Hasta que, a los quince minutos, Salazar, se encargó de un tiro libre, rematando con potencia y venciendo la resistencia de Castellanos.
El golpe despertó a Pacheco y Vásquez, en base a rápidas corridas, empezaron a crear el caos en el área rosada, por su parte Rengifo, le ganaba el duelo a Tejada.
En rápido desplazamiento por la banda derecha, a los 27 minutos, Pacheco, ganó la línea final y sacó un centro arriba, que desvió el zaguero Kambou, permitiendo la aparición de Rengifo, para conectar de cabeza y poner la paridad transitoria.
Si se puede...si se puede...empujaban las tribunas, y a los 33 minutos, una escapada de Rengifo, por el sector izquierdo, para mandar el centro rasante y Chirinos, con el arco a su merced, puso la diferencia, loquerío total, los ancashinos habían despertado.
Sobre los 42 minutos, llegó la polémica, otro tiro libre, Salazar, se paró frente al esférico, su remate pegó en el travesaño, el rebote de chocó a Gutiérrez y Castellanos, desde el piso y sobre la raya, rechazó el balón, pero, el ¿arbitro?, señaló el centro de la cancha, dos a dos y se fueron al descanso.
En la etapa complementaria, el asunto se puso caliente, a los once minutos, Rengifo, se fabricó un penal y Legario, compró, penal para los ancashinos, Pacheco, es el encargado, dispara el balón a la mano izquierda de Ferreira, lo vence y otra vez arriba.
A partir de ese momento, Legario, solamente se dedicó a "compensar" a favor de los porteños, sancionaba cuanta caída fingían los del Callao y especialmente por las inmediaciones del área penal.
Se dio seis minutos de agregado y cuando se jugaban los 49, nuevamente el ¿árbitro? Legario, se hace figura, al sancionar una falta inexistente, a cercanías del área ancashina y nuevamente, Salazar, manda el balón, esta vez hacia la ubicación de Elías, quien no desaprovechó la ocasión de encontrarse sin marca y puso el tres a tres definitivo.
Sport Ancash (3).- Gian Franco Castellanos, Jordan Ccapacca, Víctor Cartagena, Emilio Gutiérrez, Andrés Ota, Jesús Vila (Jherly Falcón), Carlos Velarde (Fabián Gonzáles), Jossimar Pacheco, Einer Vásquez, Sandro Rengifo (David Maguiña), Jankarlo Chirinos. DT. Jorge Amado Nunes.
Sport Boys (3).- Daniel Ferreira; Manuel Tejada, Atilio Muente, Herve Kambou, Jordan Herrera, William Laya, Jefferson Díaz (Rainer Torres), Ryan Salazar, Anderson Cueto (Carlos Elías), Héctor Vega (Ayrton Freud), Darey Pérez. DT. Rivelino Caraza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada