miércoles, 23 de junio de 2010

VOLVIERON A ENTRENAR


(DAROTI).- Más pudo el compromiso que tienen con el pueblo huarasino y a pesar de encontrarse en una situación económica muy difícil, los jugadores decidieron retornar a los entrenamientos.
El miércoles 23 a las 8:30 a.m. estuvieron en las prácticas y en esta oportunidad con la presencia del profesor Roberto Mosquera y todo el comando técnico.
Las labores se realizaron con total normalidad y pensando en el próximo rival que tendrán al frente.
Los entrenamientos consistieron en trabajos tácticos de ataque y defensa y con varios cambios en el plantel titular; así como la ejecución de ejercicios físicos, que los muchachos cumplieron con responsabilidad.
Al término de los trabajos, el DT Mosquera, no quiso hablar del tema económico y se adelantó a la prensa, manifestando que dicho asunto se trate directamente con el presidente Mallqui.
Sobre la demora de la ADFP – Segunda División, en programar el partido ante Torino, explicó que la desorganización es un mal en el fútbol peruano y que la situación que se ha presentado, esta alterando el orden en su trabajo, pero que no hay problemas para obtener otro buen resultado.
A nombre de los jugadores, habló el volante Juan Montenegro, quien dijo que habían tomado la decisión de continuar con los entrenamientos, para no perjudicar al equipo y porque a pesar de los graves problemas económicos, ellos son profesionales y esperan que José Mallqui, haga los esfuerzos necesarios para que pueda cumplir con los pagos.
“Vamos a ir a jugar contra Torino y lo haremos de la mejor forma. Nosotros cumpliremos con lo que nos toca. Estamos punteros y esperamos mantenernos así para la alegría de la hinchada y volver al fútbol profesional”, apuntó.
Respecto al estadio Rosas Pampa, también mostró su extrañeza por la demora en concluir con el gramado de juego y pidió a las autoridades que aceleren dichos trabajos para dejar de desplazarse a Recuay y los aficionados puedan estar más cerca de su equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada