lunes, 21 de abril de 2014

¡QUE FEO!...MÁS PATADAS QUE FÚTBOL

(DAROTI).- Diez tarjetas amarillas y una roja y todavía para el arquero suplente de Sport Rosario Aaron Arellano Távara, aunque, los árbitros también debieron echar al nicrupampino Yerssinio Saldaña y al shancayano Miguel Luyo, por meterse golpe "solapa nomás", porque los que dirigieron el partido estaban en otra cosa.
Se esperaba un encuentro con jugadas hilvanadas, con juego en equipo, algún destello futbolístico de los jugadores que han llegado con el letrerito de "diferentes", y no hubo nada.
Reclamos airados de ambos técnicos, dirigidos hacia los árbitros para que hagan lo que a ellos les parece que deben sancionar, increíble, estamos igual que antes, el árbitro tiene la culpa de todo.
Del partido, muy poco, al punto que los mejores jugadores fueron los zagueros centrales Gary Malca de Real Shancayán y Harry Calvo de Sport Rosario, que se comieron a los delanteros rivales.
Por parte de Shancayán, algunos tímidos avances que el portero Wilder Villavicencio, se encargó de controlar, al igual que los rosarinos, salvo, el tiro libre que ejecutó Jesús Peña, y ante la "vista" que hizo Alessandro Stein, el balón se estrelló en el poste.
En resumen, los dos equipos quedaron en deuda con los más de mil espectadores que asistieron al Complejo Deportivo Huaraz, demostrando que necesitan mucho trabajo, si en verdad quieren representar el fútbol huaracino
Un cero a cero, que demuestra la inoperancia de los que estuvieron en la cancha y que antes de mirar por el sobre hombro y pisar nubes, deben bajar la cabeza y ponerse a trabajar con responsbailidad y disciplinadamente.
LOS CABALLEROS TODAVÍA CREEN...
Que pueden llegar a meterse a la liguilla y por eso no dejaron pasar la oportunidad de vencer a San Agustín,  por cuatro goles a uno, sin embargo, dependen de otros resultados.
Los goles de los policías, fueron marcados por Jhon Quiñonez; Luis Nicolás Carrión y Edver Rosas; el descuento lo anotó Denis Rodríguez Aban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada