lunes, 20 de julio de 2015

¡TODO ES FELICIDAD ENTRE LOS ANCASHINOS!

(DAROTI).- Con un penal bien sancionado y un gol que dejó dudas y muy molestos a los furiosos, Sport Ancash le ganó a Furia Ancashina y pasó a la siguiente llave, para enfrentar ahora a Once Hermanos de Punyán, que dejó en el camino a River Santa de Pueblo Libre - Huaylas.
El choque entre Sport Ancash y Furia Ancashina, no tuvo los ribetes que se esperaba, la lucha se centró en la volante, con más fuerza que fútbol y un equipo furioso muy mezquino para ir al frente arriesgando todo, porque, lo único que le valía, era el triunfo.
Otra vez, los auriverdes fueron los que generaron ocasiones de gol, aunque no muy claras, pero, ahí estuvieron, encimando el arco de Manuel Torres, que tuvo que exigirse para no ver caer su portería.
Los furiosos se equivocaron, no fueron con determinación al frente, se replegaron e intentaron algún error del rival y así no se encaran partidos que definen una clasificación.
Los auriverdes, con mayor oficio y un equipo más cohesionado, se hicieron del triunfo, porque, tanto va el cántaro por agua, que termina por romperse, de cualquier manera, pero, se rompe.
El primer gol de los ancashinos, llegó a los 23' de la etapa complementaria, luego del desborde de Sandro Rengifo, que ingresó al área y fue derribado por Jefferson Aguilar, decretándose el penal, que ejecutó Joshimar Pacheco, de buena forma.
El empate se produjo a los 37' por una desatención clamorosa de los jugadores auriverdes, cuando se dejó con libertad a los furiosos, para ejecutar un tiro de esquina, todos le dieron la espalda a Jackson Aguirre, que jugó rápido a Kevin García, para que levantara un centro y en el área, el delantero Lyn Sánchez, sacó un latigazo espectacular, que dejó parado al golero Cristian Jave.
El gol de la victoria llegó a los 46' con mucha polémica, cuando, Sandro Rengifo, gana una pelota con falta clara, al empujar con ambos manos a un defensor furioso, para enrumbar al área y convertir el gol del triunfo.
Toca ahora al comando técnico ancashino, continuar con su labor, corrigiendo y mejorando la producción de sus dirigidos, ya que se vienen partidos más duros y exigentes, para conseguir el objetivo mayor, estar en la etapa nacional.
ONCE HERMANOS DE PUNYÁN ES EL SIGUIENTE RIVAL.- Con su empate de dos a dos, con River Santa de Pueblo Libre, en partido jugado en el estadio de Caraz, el cuadro carhuacino, se clasificó a la siguiente ronda.
Hay que recordar que en el choque de ida, caracinos y carhuacinos, empataron sin abrir el marcador y con ese resultado, ambos tenían las mismas posibilidades, que finalmente lo ganaron los Once Hermanos de Punyán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada